jueves, 24 de julio de 2014

Limpiacristales casero

Seguimos contando cositas que podemos hacer en casa en sustitución de productos industriales.
Quizás sea este el remedio casero que llevo usando desde hace más años.
Y más fácil imposible, tan sencillo como limpiar los cristales y espejos con agua, alcohol y papel de periódico.
Os cuento lo que hago.
En un envase con pulverizador, que puede ser el mismo del limpiacristales que tengáis en casa, una vez terminado, lo enjuagáis y llenáis con agua casi hasta arriba, y el resto de alcohol.
Esto lo hago a ojo, así que no puedo dar proporciones exactas, pero vamos, de alcohol echo un buen chorreón.



Yo limpio los cristales de la siguiente manera:
Pulverizo bastante todo el cristal a limpiar, y dejo que vaya cayendo el agua, así arrastra parte de la suciedad.
A continuación con un par de hojas de periódico, dobladas para que sean más manejables, voy haciendo pasadas de arriba a abajo, de manera que la suciedad se va arrastrando.
Repito la operación una vez más, incluso dos veces, si es necesario. De esta manera toda la suciedad se quita con el periódico y se puede utilizar un paño para dar el último toque.
Y ya está. 
El papel de periódico lo suelo usar para limpiar los cristales de las ventanas que tienen más suciedad, para el espejo del baño, por ejemplo, uso un paño.
Los cristales y espejos quedan relucientes.
Es tan fácil que es una tontería.
Espero que os sea de utilidad.

martes, 22 de julio de 2014

Blog destacado junio 2014

Se me escapan los días y no cuento que mi blog ha sido reconocido como Blog destacado del mes de junio 2014 en la comunidad de google+ Blogueros jaboneros a la que pertenezco.
Sin lugar a dudas esto es un buen invento, me refiero a las redes sociales y comunidades y todas sus variantes. Conoces a otras personas con tu misma inquietud que tienen mucho entusiasmo, de las que me nutro, aprendo, me divierto y sorprendo.


Así que tengo que dar las gracias por este reconocimiento, el cual es compartido con otra compañera A perfect day..., muy recomendable.

¡Gracias!

¡A seguir jaboneando!

viernes, 18 de julio de 2014

Jabón de barros del Mar Muerto

¿Me creeríais si dijera que llevo queriendo hacer un jabón con barros del Mar Muerto desde hace un año y medio? 
Es el tiempo que ha pasado desde que vi por primera vez un jabón con estos barros, y me dije “¡Anda, si yo tengo en casa barros del Mar Muerto!” y por fin lo he hecho y aquí está para presentarlo.


Los barros del Mar Muerto que he utilizado para este jabón me los han traído desde Jordania.
Vamos a explicar por qué todo lo que provenga del Mar Muerto tiene tanto beneficio.
Está situado entre los límites de Israel, Cisjordania y Jordania. Está en el punto más bajo, a 417 metros bajo el nivel del mar, lo que le hace la extensión de agua más baja del planeta.


La salinidad de este agua tiene una concentración de 340 gr por litro de agua, 10 veces más que el mar Mediterráneo, esto hace flotar sin esfuerzo.
Conocido por sus extraordinarias propiedades curativas, el Mar Muerto contiene más de 21 mineral esencial que no se encuentran en ningún otro mar u océano del mundo.
Magnesio, Calcio, Sílice, Bromo, Sodio, Potasio y gran cantidad de sulfuros, entre otros muchos, son los activos que contribuyen a sus acciones terapéuticas. 
El agua, las sales, los barros y las plantas del Mar Muerto son los responsables de su renombrada acción beneficiosa, dicen que es útil en todas las afecciones dermatológicas, en la renovación celular, en mejorar la capacidad de hidratación, sobre problemas reumáticos, mejorar el sistema circulatorio, reparar las células corporales, como exfoliante, limpiador, efecto detox y suavizante de la piel. 
Ahora en concreto hablemos del barro; decir primero que es único. Tiene acciones exfoliantes, es limpiador en profundidad, desintoxicante, suavizante, disminuye el tamaño del poro, reduce el tamaño de las arrugas, mejora la elasticidad y nutre la piel de los diferentes minerales activos.
Los activos minerales del mar Muerto mezclados con la tierra, le dan ese color negro-grisáceo y la consistencia de arcilla húmeda. 
Detalle de envase de los barros que he utilizado, 100% Barros del Mar Muerto, sin aditivos.


Comentar también que este jabón lleva un aceite que uso por primera vez en un jabón, que es el de germen de trigo. Este aceite está indicado para pieles secas, es antiarrugas, reparador, nutritivo, aporta un tacto aterciopelado a la piel y evita la pérdida de humedad. 
Espero que os guste, tenía muchas ganas de hacer este jabón y por fin lo tengo y he probado, y me encanta el resultado.


Componentes: aceites de oliva virgen, coco, almendras dulces, ricino, germen de trigo, manteca de cacao y karité, cera de abeja, agua destilada, hidróxido de sodio, aceites esenciales de petitgrain, romero y clavo, y vitamina E.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...