sábado, 24 de octubre de 2015

Fondant de ducha

Deleitándome por el blog El árbol de burbujas me encontré hace tiempo con una entrada llamada Fondant de ducha, y como no tenía ni idea de qué era, leí, y me dije que eso tenía que hacerlo, y ¡qué descubrimiento!

La mezcla de aceites vegetales y mantecas hidratan la piel en el último paso de la ducha, sin necesidad de aplicar crema hidratante después.




Ingredientes:
50% manteca de cacao
18% aceite vegetal (almendras dulces, aguacate, por ejemplo)
17% agua mineral
15% cera emulsionante
Conservante natural
Varias gotas de aceite esencial

Modo de uso:
Cuando ya nos hemos duchado, cogemos el fondant y nos lo pasamos por el cuerpo, con el contacto de la piel húmeda se funde, terminamos de distribuir con las manos.
Si no nos gusta quedar tan “pringosos” con agua podemos quitarnos un poco, después nos secamos con pequeños toques.
Otra forma, es impregnarnos las manos con el fondant y después distribuir por el cuerpo.

La piel queda suave, hidratada y sedosa.

Fuente: Fondant de ducha. El árbol de burbujas.

viernes, 16 de octubre de 2015

Jabón para lavar paso a paso

Después de mucho tiempo pensándolo, me he decidido a publicar una entrada de cómo hacer jabón con aceite usado para uso doméstico.
Decir que recetas hay muchas y cada jabonero/a tiene la suya y su forma de hacerlo, aquí os cuento la mía que me funciona, y que he ido perfeccionando a lo largo de los años.
Decir también que al usar sosa cáustica hay que tomar precauciones, con lo cual no me responsabilizo de un mal uso o mala interpretación de lo explicado en esta entrada.
Esta explicación es para hacer jabón con aceite usado doméstico, que sirve para lavar ropa, para fregar a mano, lavavajillas y suelo, no sirve para uso cosmético.

Ingredientes
Aceite de oliva usado (colado y filtrado).
Agua.
Sosa cáustica (99% pureza).

Material necesario
Guantes.
Gafas de plástico.
Delantal.
Barreño / cubo de plástico o algún recipiente de acero inoxidable.
Mascarilla.
Cuchara de madera.
Jarras medidoras.
Báscula.
Molde para el jabón, puede ser de silicona o una bandeja de plástico.
  

Medidas de precaución
La elaboración de jabón es sencilla pero requiere tomar ciertas precauciones, como he comentado antes, ya que en ella se manipula sosa cáustica, que es muy tóxica e irrita la piel.
La primera indicación es hacer el jabón en un lugar ventilado, o al aire libre.
Imprescindible ponerse guantes durante la elaboración, cuando se ha terminado y se está fregando los utensilios utilizados, cuando se desmolda y se corta el jabón.
Cuando se mezcla la sosa con el agua, se eleva mucho la temperatura y emana vapores tóxicos, simplemente no hay que acercar demasiado la cara. En este caso es también imprescindible colocarse desde el inicio unas gafas protectoras y una mascarilla, para proteger los ojos y las vías respiratorias durante todo el proceso. Estos vapores duran unos minutos.
Muy importante que no estén alrededor niños ni animales que puedan derramar, tocar el jabón cuando se está haciendo, o puedan respirar los vapores irritantes.
También es recomendable tener a mano vinagre, ya que si se produce alguna salpicadura en la piel, el vinagre es un ácido neutralizante natural de las sustancias cáusticas.
Como he comentado antes, la sosa es bastante corrosiva, con lo cual no se pueden utilizar recipientes de hierro ni aluminio, ya que lo corroería, sí se puede usar plástico, madera o acero inoxidable.

Paso a paso
Una vez llegados a este punto, en que sabemos qué nos hace falta y lo tenemos, y cuáles son las medidas de precaución a tomar, ya podemos ponernos a hacer jabón.
Lo primero que hay que hacer es tenerlo todo preparado a mano, y sobre todo, no tener prisa.
La receta que yo suelo hacer es la siguiente:
Aceite usado doméstico (colado y filtrado) - 1.800 grs.
Sosa cáustica - 314 grs.
Agua - 700 grs.

Bien, vamos con el paso a paso:
Se pesa el agua y la vertemos en el barreño, cubo o el recipiente que vayamos a usar.
Se pesa la sosa cáustica, y se va echando despacio y muy poco a poco al agua y al mismo tiempo se va removiendo con una cuchara de madera o plástico (repito, no puede ser de hierro ni aluminio). En este momento la temperatura del líquido se elevará bastante, y es cuando emanará los vapores tóxicos, no acercar la cara demasiado para evitar respirarlos. La idea de echar la sosa poco a poco es que no suba mucho la temperatura, aun así, subirá pero no tanto como si se echa de golpe.
Siempre se echa la sosa al agua y no al contrario.
Remover hasta que toda la sosa se haya disuelto, a esta mezcla se le llama lejía.
Cuando la temperatura de la lejía ha bajado, esto puede llevar un rato, se pesa el aceite, se pone en otro recipiente y en él vamos vertiendo la lejía, y al mismo tiempo vamos removiendo, a los pocos minutos, se puede usar la batidora, e ir intercalándola con la cuchara, así evitamos que se caliente demasiado la batidora.

miércoles, 14 de octubre de 2015

Encargo de jabones para eventos

Si estás pensando en regalar Jabones felices en un evento hay que tener en cuenta que:
  • Los jabones artesanales requieren un tiempo de curación de entre un mes y mes y medio aproximadamente antes de poder ser usados.
  • A esto hay que añadirle el tiempo de trabajo de envoltorio y envío.


Con lo cual es necesario hacer el encargo con 3 meses mínimo de antelación antes de la fecha del evento, con el objetivo de que la elaboración, curación, envoltorio y empaquetado sea haga a tiempo.
Para más dudas: jabonesfelices@gmail.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...